Artigo do mes

Los árboles, seres vivos esenciales

Los árboles, seres vivos que observamos en muchas superficies, cerca de las cuales probablemente caminemos o pasemos con cualquier medio de transporte. Podemos llegar a ver multitud de especies arbóreas cada día, hasta el punto de que, infinidad de veces, pasan desapercibidas para nuestros sentidos, pues las entendemos como parte del paisaje y de la “arquitectura” del lugar en el que nos hallamos. No obstante, casi siempre nos resulta mucho más agradable tener espacios verdes a nuestro alrededor. Más aún cuando salimos con el objetivo de disfrutar de la naturaleza. 

Pero, ¿les otorgamos a estos seres vivos estáticos la importancia que merecen? Entre otros muchos beneficios, los árboles evitan el efecto de la erosión, reducen los riesgos de inundación y transforman el dióxido de carbono, responsable del efecto invernadero, en biomasa.  

Precisamente para que no se diluya el papel clave que juegan en la mantención de unas condiciones de vida idóneas para la sociedad, se celebra el Día o Fiesta del Árbol. Efemérides que se ve sujeta a distinta fecha en cada uno de los países del mundo y  se fija en función de las condiciones naturales de los mismos. 

La festividad se remonta al año 1805, en el cual la pequeña localidad extremeña de Villanueva de la Sierra la celebró por primera vez. Se trató de una iniciativa promovida por el párroco del lugar, Ramón Vacas Rojo, que fue secundada por toda la población y que actualmente se sigue conmemorando cada 26 de febrero. 

Con el paso de los años, esta marcada fecha volvió a renacer en los ochenta, gracias al empuje de los maestros del pueblo, que consiguieron que se creara un parque dedicado al árbol y llevaron a cabo distintos proyectos para que la tradición no cayese en el olvido. Y justo en diciembre de 2016 fue declarado Bien de Interés Cultural inmaterial. 

Tal fue la acogida de esta festividad y el valor otorgado a la misma que, en el año 1915, la Fiesta del Árbol se instauró en todo el territorio nacional mediante Real Orden del Ministerio de la Gobernación, y una Real Orden del Ministerio de Fomento, obligando a cada ayuntamiento a fijar el día de celebración a través de sesión ordinaria del pleno municipal.  

Y de ahí que, si bien la fecha oficial fijada por la FAO para celebrar el Día del Árbol fue el 21 de marzo,  cada ayuntamiento organice su Día del Árbol desde febrero hasta principios de mayo, como bien podemos observar justo estos últimos días. Y es que se recibe un continuo flujo de convocatorias provenientes de muchos municipios con programas cargados de actividades para que todos, de un modo u otro, nos unamos en la protección de ellos, seres vivos esenciales para cada uno de nosotros, los árboles. 

Línea Verde también se suma, ¿y tú?

María Vélez, Comunicación Línea Verde 

Cerrar [X]Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y recopilar datos estadísticos sobre hábitos de navegación. El uso de cookies es necesario para la notificación de incidencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies